jueves, 18 de abril de 2013

De la norma monocéntrica a la norma panhispánica: síntesis de la evolución del modelo de lengua académico

 
[Fuentes:
José Martínez de Sousa: «La ortografía académica del 2010: cara y dorso. (Reseña)», 2011; en línea: http://martinezdesousa.net/crit_ole2011.pdf
S. Senz y M. Alberte ( eds.): El dardo en la Academia. Esencia y vigencia de las academias de la lengua española, 2 vols. Barcelona: Melusina, 2010; 734 pp. (vol. 1), 637 pp. (vol. 2); esp. caps. 2, 3, 5, 8, 9, 10, 12 y 13.] 



Modelo de norma académica tradicional (monocéntrico): características

Modelo de norma académica actual (panhispánico, desde el 2004, materializado en el 2005): características
Base idiomática y criterios de corrección:
Lengua literaria (escritores del Siglo de Oro)
Lengua culta
Castellano centro-norteño
Lengua histórica
Purismo
Casticismo
Base idiomática y criterios de corrección:
Lengua escrita (literaria y periodística)/lengua oral
Ejemplo:
Aunque en la ngle se dice que el pronombre de relativo cuyo prácticamente ha desaparecido de la lengua oral en todo el mundo hispánico y tiene cada vez menos uso en el registro escrito (especialmente en el periodístico), y se describen las formas gramaticales que se usan en sustitución de cuyo (que su), se recomienda seguir usándolo en registros escritos y orales formales.
Así, da preferencia en estos usos a construcciones como Mi cuñada, cuyo marido murió hace un mes, está pasando un mal momento, en lugar del uso al que se tiende: Mi cuñada, que se le murió su marido hace un mes, está pasando un mal momento.

Lengua de la clase sociocultural alta

Todas las variantes geográficas del español

Lengua histórica

Casticismo



Centro normativo y sistema de elaboración: centralizada en España

rae dirige, realiza y publica
Obtiene informes de algunas academias correspondientes, que es libre de omitir
Centro normativo y sistema de elaboración: mancomunada entre las 22 academias:

rae dirige, coordina y publica la obra

Asale participa mediante:
Comisión Interacadémica
Comisión Permanente (directores)

Las voces científicas y técnicas del drae (incluida su definición) se deciden exclusivamente en el seno de la rae.

En el caso del drae, el pleno de la rae tiene la última palabra a la hora de decidir la modificaciones de voces (adiciones, supresiones y enmiendas)


Estilo normativo:

Obras breves, a partir del xix dirigidas a la enseñanza
Monomorfismo predominante
Prescriptivo
Proscriptivo

Estilo normativo:

Obras extensas, con diversas ediciones dirigidas a públicos distintos (eds. para España y para América, para especialistas, hablantes en general y escolares...), para diversos entornos de uso (en línea, lectura y consulta en papel, en cd-Rom).

Vacilación polimorfismo/monomorfismo
Ejemplo de admisión del polimorfismo léxico en el dpd:

jersey. ‘Prenda de punto y con mangas que cubre desde el cuello a la cintura’ y, en algunos países americanos, ‘tejido de punto’. La voz inglesa jersey se ha adaptado al español en distintas formas. En España se emplea jersey (pl. jerséis, → plural, 1d), que también tiene cierto uso en algunos países americanos: [...]. No es correcto el singular jerséi, ni los plurales jerseys o jerseises. Junto a jersey, existen las adaptaciones yérsey (pl. yerseis), usada sobre todo en América, y yersi (pl. yersis), propia de algunas zonas de Andalucía occidental: «Se puso su yérsey marinero» (Skármeta Cartero [Chile 1986]); «El yersi granate que a tía Blanca se le había quedado chico» (Mendicutti Palomo [Esp. 1991]). Se recomienda adaptar siempre la grafía a la pronunciación, de manera que quien pronuncie [jerséi] escriba jersey, quien pronuncie [yérsei] escriba yérsey y quien pronuncie [yérsi] escriba yersi. [rae y Asale, dpd2005, s. v. jersey, p. 380; la negrita es nuestra.]

En el drae se recogen las tres formas, con preferencia de la última:

Ejemplos de monomorfismo (rechazo del polimorfismo) en el dpd:

sándwich. Voz tomada del inglés sandwich —pronunciada corrientemente [sánduich o sánguich]— que designa el conjunto de dos o más rebanadas de pan, normalmente de molde, entre las que se ponen distintos alimentos. En español debe escribirse con tilde por ser palabra llana acabada en consonante distinta de -n o -s (→ tilde2, 1.1.2). Su plural es sándwiches (→ plural, 1i): [...]. Esta es la forma mayoritariamente usada por los hablantes cultos en todo el ámbito hispánico, aunque en algunos países americanos, especialmente en Colombia, Venezuela, Chile y el Perú, circulan adaptaciones como sánduche o sánguche, más propias de registros coloquiales y desaconsejadas en favor de la unidad. Con este mismo sentido, existe la palabra española emparedado, puesta en circulación en el último tercio del siglo xix, cuyo uso es preferible al anglicismo: [...]. [rae y Asale, dpd2005, s. v. sándwich, pp. 586-587; la negrita es nuestra.]

Uso real en Colombia y admisión en otras obras académicas: http://m.eltiempo.com/vida-de-hoy/educacion/consejos-de-ortografa/109

Usos y distribución geográfica:


barman. 1. Voz tomada del inglés barman, que significa ‘persona que sirve bebidas alcohólicas en la barra de un bar, generalmente especializada en la preparación de combinados’: «La costumbre es dejar a los mozos y el barman el 15% del total de la cuenta» (Dios Miami [Arg. 1999]). Es un préstamo útil, ya que su significado no coincide exactamente con el de la voz tradicional española camarero, de sentido más general, pues así se denomina también a la persona encargada de servir las mesas de un bar o un restaurante. En Centroamérica, México o Colombia, este anglicismo alterna en el uso con la voz tradicional cantinero: [...]. En Estados Unidos y Puerto Rico se emplea a veces, con este sentido, la voz angloamericana bartender, cuyo uso se desaconseja, en favor de barman, por razones de unidad. [rae y Asale, dpd2005, s. v. barman, p. 87; la negrita es nuestra.]


Tendencia hacia la laxitud prescriptiva, es decir, hacia la omisión de juicio de valor alguno sobre muchos aspectos de la lengua en uso (esp. en la ngle2009).

Reducción de la proscripción: bolaspa en dpd + uso de perífrasis verbales de obligación en ole2010

Tendencia al descriptivismo (aspiración de legitimidad científica de la obra académica mediante una abundante justificación descriptiva de lo que se dice y del modelo teórico que se sigue)



Metodología:
Atraso metodológico y tecnológico: ausencia de aplicación de métodos, técnicas y tecnologías lexicográficos adecuados y actualizados.

Desfase entre uso y norma por lentitud procedimental.
V. ejs. más abajo.

Incompetencia metodológica: falta de criterios coherentes en la elaboración de sus trabajos normativos (especialmente lexicográficos) y de protocolos adecuados de aplicación de dichos criterios, y de revisión y actualización de la obra académica. Consecuente falta de rigor, fiabilidad, sistematicidad, consistencia y utilidad de esta:
Ejs.:
La definición de la palabra socialismo en el drae antes y después de llegar al poder los socialistas:
drae1970
Sistema de organización social que supone derivados de la colectividad los derechos individuales y atribuye al Estado absoluta potestad de ordenar las condiciones de la vida civil, económica y política, extremando la preponderancia del interés colectivo sobre el particular.

drae1984
Sistema de organización social y económico basado en la propiedad y administración colectiva o estatal de los medios de producción y en la regulación por el Estado de las actividades económicas y sociales, y la distribución de los bienes.




Metodología:
Renovación de los recursos tecnológicos y lingüísticos: informatización de la Academia y construcción del Banco de Datos del Español constituido en principio por dos corpus textuales generales (crea y corde) y diversos específicos (corpus científico-técnico, corpus jurídico, corpus de la nueva gramática), al que se está añadiendo el Corpus del S. XXI.

Se reduce mucho, sin desaparecer, el desfase entre uso y norma por lentitud procedimental:
Ejemplos:
Palabras y términos de uso general, con presencia en corde o crea, que el drae2001 no recoge ni regula aún (ni tampoco su próxima edición): ecología: recogida selectiva, desarrollo sostenible, compostador, ecotasa...; informática: administrador (web), router, dirección IP, gusano, sociedad de la información, hub; economía: resiliencia, gestión de riesgos...; medicina: ligadura de trompas, peeling...

Persistencia en la incompetencia metodológica:
1) Volubilidad normativa y falta de armonización entre obras.
Ejemplos:

En el año 2002 vio la luz la obra del académico ecuatoriano Gustavo Algredo Jácome, Gazapos académicos en “Ortografía de la lengua española” (publicada en España en el 2003) en la que, además de ponerse en entredicho la afirmación de que la nueva ortografía hubiese sido efectivamente supervisada por las veintiún Corporaciones asociadas a la Española, se critican de ella tanto su consistencia doctrinal como las muy abundantes contravenciones a la propia norma académica vigente, faltas que, a lo largo de 180 páginas, el autor cita y describe con todo detalle y corrige luego.
Véase en:
<http://books.google.es/books?id=6JBwh-7PCAcC&printsec=frontcover&dq=Gazapos+acad%C3%A9micos+en+%E2%80%9COrtograf%C3%ADa+de+la+lengua+espa%C3%B1ola%E2%80%9D&source=bl&ots=UiMgrWLjKg&sig=NhiXpFDgT4OSynb1C3VyxzJyjMw&hl=en&ei=8oMHTOmpK86N4gb6naCtAQ&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=5&ved=0CC4Q6AEwBA#v=onepage&q&f=false>.

La voz inglesa record se recoge por primera vez en un diccionario académico en el Diccionario manual e ilustrado de la lengua española de la rae (dmile, 1927) y lo hace con su forma inglesa, record, precedida de asterisco —para indicar que es incorrecta—; el mismo trato se le da en la segunda edición (1950).
La tercera edición del DMILE (1985) ofrece ya una forma adaptada, ‘récord’, precedida de corchete —para indicar que no consta en el drae—, al igual que hace la cuarta edición (1989).
Siete años después, la Real Academia Española la recoge con su forma adaptada en el drae (1992), dándole, por tanto, carta de naturaleza; y así se mantiene en la edición vigente (2001):

El dpd (rae y Asale, 2005, s. v. récord, § 1: 562), en cambio, propone la adaptación ‘récor’, sin la d:

Si consultamos el término en el drae en línea, comprobamos que es este un artículo enmendado para la próxima edición:

¿La enmienda consiste en la aplicación de la solución recogida en el dpd para esta misma voz? No: el lema sigue siendo el mismo (‘récord’); la enmienda consiste simplemente en la supresión del ejemplo que ilustraba la segunda acepción:


La palabra francesa dossier aparece en el drae1992 adaptada con la grafía ‘dosier’ al español, con mención a su etimología francesa.
En el drae2001 se recoge en cursiva como palabra francesa, no admitida en español:

En el dpd2005 aparece de nuevo adaptada como en el drae1992: http://lema.rae.es/dpd/?key=dossier

En el drae2001 no hay avance de la nueva edición (2014) que diga que esta entrada va a armonizarse con el dpd en la próxima edición del drae.

La palabra suite aparece en el drae2001 en cursiva, como voz francesa:

Está marcada como artículo enmendado, y en el avance de la próxima del drae se ha adaptado al español como ‘suite’, en redonda:

Sin embargo, no hay ninguna entrada en el dpd ni para suite ni para ‘suite’, y eso que se suponía que era el dpd la obra encargada de proponer o registrar adaptaciones de los extranjerismos.

En el drae tenemos la forma biacentual orgía u orgia:

En el dpd05 se dice que en la actualidad se usa exclusivamente orgía:
http://lema.rae.es/dpd/?key=org%C3%ADa

La palabra biacentual bustrófedon o bustrofedon en el drae es triacentual en el dpd: bustrófedon, bustrofedon o bustrofedón. Cf.:
http://lema.rae.es/dpd/?key=bustr%C3%B3fedon

Esta entrada no tiene enmienda para la edición del drae del 2014.

Además, el dpd05 admite palabras biacentuales que no están registradas en el drae o no lo están como tales; por ejemplo, catatonía o catatonia en el dpd, en el drae01 es solo catatonia. Cf.:
http://lema.rae.es/dpd/?key=catatonia
http://lema.rae.es/drae/srv/search?key=catatonia

La ole2010 establece la supresión de la tilde diacrítica que diferenciaba solo (adjetivo) de sólo (adverbio).
Sin embargo, el drae sigue y parece que seguirá manteniendo en su próxima edición la diferenciación acentual de ambas formas:

Igualmente, la ole2010 eliminó la tilde opcional en palabras bisílabas que pasó a considerar monosílabas, como guión, ruán, etc. (v http://www.wikilengua.org/index.php/Monos%C3%ADlabos_ortogr%C3%A1ficos)
El drae, en cambio, mantiene y mantendrá las dos opciones de tildación que daba la ole1999. Cf.:
http://lema.rae.es/drae/srv/search?key=ion

En cuanto a palabras que pueden escribirse juntas o separadas, tenemos que el drae01 acepta talvez (forma que se mantendrá en la próxima edición) claramente rechazada por el dpd05, en favor de tal vez. Cf.:
http://lema.rae.es/dpd/?key=talvez


2) Mal uso de los corpus:
Elevación del error a norma:
Ejemplos:
De Ricardo Bada, «El panhispánico nuestro de cada día», Vasos Comunicantes, 37 (primavera 2007), pp. 106-108; disponible en línea en http://www.acett.org/documentos/vasos/vasos37.pdf
«[...] Otra de las dudas que me asaltaban tiene que ver con la justa adscripción de determinados usos a unos ámbitos geográficos. Le escribí, por ejemplo, a la autora costarricense Anacristina Rossi felicitándola como autoridad del idioma cuando descubrí en el dpd una cita de su María la noche, certificando el uso centroamericano de la palabra “agujerada”, pero Anacristina me contestó: "No soy ninguna autoridad de la lengua castellana, apenas procuro manejar más o menos bien la lengüita del entorno tico y unos pocos países aledaños. Me sorprendés con lo de 'agujerada'. Porque lo que recuerdo es que yo escribí 'agujereada', como se dice en Costa Rica. ¡Si pone agujerada quiere decir que lo corrigieron en [la editorial] Lumen sin que yo me diera cuenta! La autoridad del idioma sería tu compatriota [la editora] Esther Tusquets".
Pocos días más tarde volví a felicitar a Anacristina, ahora porque se la citaba otra vez como autoridad, en la entrada correspondiente a la palabra “guipur”: “A los noventa años arrastrará su belleza perdida como un vestido de guipur”. Pero la autora de María la noche me volvió a contestar que “lo de guipur fue una errata de Lumen, nosotros decimos guipiur, a la francesa, ellos me lo corrigieron, yo lo volví a corregir y no me hicieron caso”. Con lo cual me di cuenta de que al final bien podría terminar escribiendo un artículo sobre la involuntaria contribución de los correctores de Lumen al español centroamericano.[…]»

Falseamiento de la realidad lingüística, aduciendo ejemplos aislados para justificar norma, mientras desaconseja otros que cuentan con documentación abundante.
Ejemplos:
El dpd propone la adaptación de by-pass como ‘baipás’ (pl. 'baipases').

Baipás no se puede documentar ni una sola vez en el corpus de la rae (crea).
By-pass aparece en el crea como la grafía utilizada en 88 casos en 52 documentos [...] y bypass en 29 casos en 20 documentos.
http://lema.rae.es/drae/srv/search?key=baip%C3%A1s
Baipás entrará en la próxima edición del drae (2014) como palabra nueva:

El dpd propone la adaptación de body como ‘bodi’, y para ello cita el único documento del crea con esta grafía, mientras que body se utiliza en 99 casos en 63 documentos.

El dpd recomienda por su cuenta la adaptación ‘récor’ de la palabra inglesa record, en contraposición con el DMILE y el drae, que se inclinan por récord.
La recomendación del dpd da preferencia a los 3 registros de récor en el crea, frenta a los 3317 de récord.

El dpd se lanza a proponer balsismo y puentismo como castellanizaciones de las voces inglesa e híbrida rafting y puenting:

balsismo. ‘Deporte que consiste en descender en balsa por aguas rápidas’. Voz propuesta en sustitución del anglicismo rafting. Se ha formado a partir del sustantivo balsa (equivalente español del inglés raft) más el sufijo -ismo, presente en otros términos españoles que designan prácticas deportivas, como senderismo, piragüismo, paracaidismo o andinismo.

puenting. → puentismo.
puentismo. Voz recomendada en sustitución de la forma híbrida puenting (del sustantivo español puent[e] + el sufijo inglés -ing) para designar el deporte consistente en lanzarse al vacío desde un puente u otro lugar situado a gran altura, sujetándose a este mediante una cuerda atada al cuerpo. Está formada con un sufijo tradicional y productivo en español, presente en otros términos que designan prácticas deportivas: ciclismo, senderismo, piragüismo, paracaidismo, etc.

En el crea se daban los siguientes casos de cada una de ellas:
rafting: 30; balsismo: 0 / puenting: 15; puentismo: 0

3) Incapacidad documental:
Ejemplos:
dpd: Aligátor

aligátor. Adaptación gráfica de la voz inglesa alligator, usada también en francés, que se emplea ocasionalmente en español para designar al caimán (‘reptil parecido al cocodrilo’). Hoy es mayoritaria la pronunciación llana basada en el inglés; se desaconseja, por desusada, la forma aguda aligator (pron. [aligatór]), basada en la pronunciación francesa. [...] Aunque es adaptación admitida, se recomienda usar con preferencia la voz caimán, de mayor tradición y frecuencia en español.

Corrección: El aligátor y el caimán son animales de géneros zoológicos distintos. Y hay distintas especies de ambos. Los aligátores más conocidos son Alligator mississipiensis y Alligator sinensis. Los caimanes más conocidos son Caiman crocodylus y Caiman sclerops.

dpd: Afganistán
Afganistán. [...] esta república del sudoeste de Asia [...].

¿Sudoeste de Asia? No: Asia Central.

4) Arbitrariedad por desconocimiento de la realidad de la lengua (especialmente en América Latina):
Véase A. Moscowitz: «Evaluación dialectológica del Diccionario panhispánico de dudas»

5) Subjetividad y abundancia de sesgos ideológicos en el tratamiento de términos relativos a la política, las razas, los géneros sexuales, la sociedad, las leyes, la religión...
Ejemplos:
Palabras del drae no marcadas con ninguna marca de uso como antiguo, desusado, despectivo, peyorativo, jergal, vulgar, coloquial, familiar, insulto, malsonante, eufemismo, amenaza, o que reciben un trato injustificadamente distinto si se refieren a hombre o a mujer:

gitanear. 1. intr. Halagar con gitanería, para conseguir lo que se desea. 2. intr. Tratar de engañar en las compras y ventas.

gitano, na. [...] 4. adj. coloq. Que estafa u obra con engaño.

ocupada. adj. Dicho de una mujer: preñada

partero, ra.1. m. y f. Persona con títulos legales que asiste a la parturienta. 2. f. Mujer que, sin tener estudios o titulación, ayuda o asiste a la parturienta.

alcalde. 1. m. Presidente del ayuntamiento de un pueblo o término municipal, encargado de ejecutar sus acuerdos, dictar bandos para el buen orden, salubridad y limpieza de la población, y cuidar de todo lo relativo a la Policía urbana. Es además, en su grado jerárquico, delegado del Gobierno en el orden administrativo.

Cf.:

presidente. 2. com. Persona que preside. 3. com. Cabeza o superior de un gobierno, consejo, tribunal, junta, sociedad, etc. 4. com. En los regímenes republicanos, jefe del Estado normalmente elegido por un plazo fijo.

presidenta. 1. f. Mujer que preside. 2. f. presidente (cabeza de un gobierno, consejo, tribunal, junta, sociedad, etc.). 3. f. presidente (jefa del Estado). 4. f. coloq. Mujer del presidente.

Vaivenes coyunturales en las definiciones de términos políticos y jurídicos como: nacionalidad; v. «La rae corregirá su definición de nacionalidad»

drae2001
nacionalidad.
1. f. Condición y carácter peculiar de los pueblos y habitantes de una nación.
2. f. Estado propio de la persona nacida o naturalizada en una nación.
3. f. Esp. Comunidad autónoma a la que, en su Estatuto, se le reconoce una especial identidad histórica y cultural.
4. f. Esp. Denominación oficial de algunas comunidades autónomas españolas.

Avance nueva edición 2014:
nacionalidad.
1. f. Condición de pertenencia a un Estado por razón de nacimiento o de naturalización.
2. f. Der. Vínculo jurídico de una persona con un Estado, que le atribuye la condición de ciudadano de ese Estado en función del lugar en que ha nacido, de la nacionalidad de sus padres o del hecho de habérsele concedido la naturalización.
3. f. Esp. Comunidad autónoma a la que, en su Estatuto, se le reconoce una especial identidad histórica y cultural.

Avance nueva edición 2014, rectificado tras las protestas:
nacionalidad.
1. f. Condición y carácter peculiar de los pueblos y habitantes de una nación.
2. f. Der. Vínculo jurídico de una persona con un Estado, que le atribuye la condición de ciudadano de ese Estado en función del lugar en que ha nacido, de la nacionalidad de sus padres o del hecho de habérsele concedido la naturalización.
3. f. Esp. Comunidad autónoma a la que, en su Estatuto, se le reconoce una especial identidad histórica y cultural.


6) Falta de rigor científico. Siguen obviando la bibliografía empleada:

Extralimitación normativa (invasión de campos normativos ajenos: ortografía científica, terminología especializada)

Extralimitación normativa: 
 
Aumenta la invasión de campos normativos ajenos: ortografía científica, terminología especializada, ortografía tipográfica, onomástica y toponimia.

1) Errores en el tratamiento de la ortografía tipográfica:

2) Incongruencias en el tratamiento de topónimos oficiales y de gentilicios derivados.
Ejemplos:
dpd: Myanmar, Birmania, Ceilán, ceilandés -sa, ceilanés -sa, y Sri Lanka:

Myanmar remite a Birmania:

En Birmania se dice:

Birmania. Aunque la denominación oficial de este país asiático ha adoptado la forma vernácula Myanmar, sigue siendo mayoritario y preferible en español el uso del topónimo tradicional Birmania, al menos en los textos de carácter no oficial. En estos últimos se recomienda recordar la denominación tradicional, junto con el nuevo nombre oficial. El gentilicio es birmano [...].

Nombre oficial nuevo, pero denominación del país y gentilicio tradicionales. Se da la espalda a la nueva denominación y se persevera en un exónimo tradicional pero que no tiene una correspondencia geográfica actual.
En cambio, ocurre al revés en Sri Lanka, al que se llega desde el lema Ceilán, ceilandés -sa, ceilanés -sa:

Sri Lanka. Nombre actual de la antigua Ceilán: [...] El gentilicio tradicional cingalés resulta inapropiado, pues, en rigor, designa estrictamente a los individuos de la etnia mayoritaria y a su lengua; por ello, resultan preferibles, como gentilicios del país, las formas ceilanés o ceilandés: [...] A raíz del cambio de denominación, comienza a circular el gentilicio esrilanqués, derivado del nuevo nombre: «El asalto se saldó con la muerte de 13 guerrilleros [...] y de siete miembros de las fuerzas de seguridad esrilanquesas» (País@ [Esp.] 25.7.01).

En este caso, a nombre oficial nuevo, denominación nueva, abandono del gentilicio tradicional y proposición de otro gentilicio que aún no está en el uso general pero que comienza a circular como consecuencia aunque la razón no se explicite de que algunos medios de comunicación (al menos El País de España, según el ejemplo citado) han admitido en español la redenominación de la antigua Ceilán y formado derivados consistentes a partir de ella.

3) Errores en el tratamiento de la ortografía y la nomenclatura científicas:
Véase Javier Bezos: «La rae y los estándares internacionales», en línea:

4) Inconsistencias y falta de sistematicidad en el tratamiento de la terminología científica. Ejemplos:

drae2001
Corazón, estómago, cerebro tienen la marca diatécnica Anat.; sin embargo, pulmón, útero y matriz, no.
Grado de una curva está marcado como Mat.; grado centígrado, grado Celsius y grado de temperatura carecen de marca alguna (ya desde drae1984).

5) Huecos y descompensación en las disciplinas representadas (siempre a voluntad del redactor). Ejemplos:

drae2001: 7 entradas/acepciones de aeronáutica/astronáutica, 14 de telecomunicaciones, 12 de teatro, 17 de ecología, 33 de fotografía, 37 de televisión, 38 de tecnología (no se sabe muy bien qué es: blíster, conexión, chiclé, organigrama), 93 de economía, 101 de esgrima, 124 de informática, 166 de cinegética, 195 de tauromaquia, 229 de religión (católica, por supuesto), 253 de heráldica, 304 de astrología/astronomía (así, ¡¡¡juntas!!!), 731 de milicia y 1838 de marina.

6) Castellanizaciones arbitrarias de los nombres de unidades del SI. (V. María Pozzi: «Terminología y normalización en las academias de la lengua española», en S. Senz y M. Alberte (eds.): El dardo en la Academia. Esencia y vigencia de las academias de la lengua española, 2 vols., Barcelona: Melusina, 2010; vol. II, pp. 303-365: § 2.1.10, pp. 328-343.)

7) Injerencias en la regulación de la escritura de los nombres propios. Aunque la Ortografía del 2010 da instrucciones sobre la correcta grafía de los nombres de pila, esta cuestión es competencia exclusiva del registro civil de cada país donde se habla castellano, que se rige por la legislación vigente en materia de imposición de nombre, muy variable de un país a otro.




Silvia Senz



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Este blog no publicará los comentarios de personas no identificadas.